29 diciembre 2005

La muerte de los mails. Sofisticando nuestras tecnologías de comunicación

La muerte de los mails, este es el título del suplemento Chile Tecnológico que publica hoy El Mercurio donde se exploran nuevas tecnologías para reemplazar los populares correos electrónicos.

El artículo articula distintos elementos, la adicción de los jóvenes a lo instantáneo que lo consiguen con el chat y los mensajes en los celulares, y la invasión de mail que invaden al ejecutivo solicitando su atención, muchos de ellos, spam. Indica el reemplazo por otros medios, como el chat para los jóvenes y los blog y wiki en las oficinas, y predice la posible convivencia con los mail como ha pasado con otras tecnologías en el pasado, que no mueren, conviven con las nuevas.

El uso de los computadores para la comunicación, representado por el auge de los mails , fue prevista por Fernando Flores y Terry Winograd en su libro "Understanding Computing and Cognition" en una época donde los computadores eran desarrollados para la inteligencia artificial. Una mirada que resultó premonitoria.

Y para mirar como la tecnología nos seguirá apoyando en esta necesidad fundamental de los humanos de comunicarnos, me parece útil usar las mismas distinciones de tipos de conversaciones que Fernando nos enseñara, distingue, en la empresa, básicamente dos tipos de conversaciones:

Conversación para la acción. La conversación donde nos pedimos, ofrecemos y generamos promesas. Este tipo de conversación, cuando se hace masiva como son las transacciones bancarias, de ventas, de logística, requieren un proceso de seguimiento riguroso, ahí surgen los formularios, y hoy en día estos fluyen por los computadores en forma de workflow. Usar el correo electrónico para estos efectos, genera caos y confusión en las personas.

Conversación para la especulación. Esta conversación surge cuando no tenemos claro, o no es suficiente, el pedir u ofrecer, y procedemos a explorar alternativas, normalmente le llamamos "brain-storming" ampliamente usada para generar futuro, acá la precisión de la conversación para la acción no sirve, mas aún se busca la mayor apertura y diversidad posible, la intuición y ciertas dosis de locura son bienvenidas. Acá el uso de los mails también es restringido, es complejo incorporar a nuevas personas cuando la conversación ya empezó, se pierde el hilo, etc.... Y es a esta necesidad de las empresas, donde las nuevas herramientas apuntan, como el blog y el wiki, herramientas para generar conversas de especulación, de posibilidades, poderosas. La sistematización de estas conversación es lo que hoy se llama gestión del conocimiento, y que constituye el real capital de las organizaciones

Poder distinguir los tipos de conversaciones requeridas en una organización y usar las herramientas adecuadas a ese tipo de conversación es una competencia fundamental. Usar un sólo tipo de herramientas nos quita poder. Lo mismo que no usar las nuevas herramientas que nos permiten crear nuevos mundos organizacionales.

Así nuestros mails, que queremos y odiamos, los podemos dedicar a las excepciones y para cultivar la amistad, (la conversación de generación de confianza) el rol que tenían nuestras antiguas cartas que enviábamos por correo y cuya recepción siempre nos ilusionaba.

Y el Spam irá muriendo progresivamente cuando las empresas se den cuenta del odio que nos generan sus mensajes (la conversación de información), la poca efectividad de los mismos, e irá siendo reemplazado por estas nuevas herramientas de marketing, lo que es analizado en este post.

3 comentarios:

Gabriel dijo...

Muy buen post que me movilizó a escribir uno en mi blog Blogger Coach.
Felicidades Raúl.

Gilles Galté dijo...

Grandes distinciones, efectivamente hoy en día el mail lo estamos utilizando para todas nuestras conversaciones.

Es necesario implementar y masificar otras herramientas que se hagan cargo más eficientemente que los mails de una realidad conversacional más diversa. Gran oportunidad.

Feliz año,

Iris dijo...

Que importante y necesario, cada día aumenta la cantidad de correos y gran parte de ellos, no deseados.
Otro problema, la pésima costumbre de copiar a personas que no requieren estar informadas. Suman y aumentan "el bulto".


Raúl, aprovecho de agradecerte, por los temas que planteas.

También por medio de tus enlaces y de los comentarios que recibes, permites acceder a otras personas muy interesantes.

Saludos y mis deseos de bienestar. Iris