26 diciembre 2005

Nuestros lideres. ¿mas cerca de los monos, de Maquiavelo o de Gandhi?
















Señores candidatos, cuidado con el mono
: Así titula David Fishman su columna que aparece en El Mercurio de hoy, Pág. B4, y nos cuenta de la investigación que relata Arnold Ludwing en su libro "el rey de la montaña" en que encuentra una alta correlación entre la conducta de muchos gobernantes latinoamericanos y los simios, el líder dominante alfa. Las características prevalecientes son: machos, luchan por el poder, privilegios sexuales, tendencia a la corrupción, alto nivel de ego, y resistencia a dejar el poder.

Termina Fishman con un llamado a elegir candidatos que tengan madurez y estabilidad emocional para controlar su "simio" y no dejar que el "simio" lo controle, que es el instinto ancestral. Que hayan educado su capacidad para manejar sus emociones

Esto nos lleva a la necesidad, al mirar las competencias de nuestros candidatos, o de los líderes en general, de mirar más que las competencias técnicas, las competencias emocionales, o incluso las competencias espirituales. En mi post Mirar los espacios vacíos. Innovación y espiritualidad
reproducía una comparación entre Gandhi y Maquiavelo, posteriormente Mauricio, el autor de la comparación, me remitió al trabajo de mi antiguo amigo y profesor Carlos Matus, donde este identifica tres estilos de liderazgo, CHIMPANCÉ, MACHIAVELLI Y GANDHI , que complementa y pone en la perspectiva de la evolución del líder el artículo de Fishman, aspecto que éste ha trabajado ampliamente

Carlos Matus, identifica y detalla los tres estilos
  1. El estilo Chimpancé: el fin soy yo
  2. El estilo Machiavello; el fin justifica los medios.
  3. El estilo Gandhi: la fuerza moral y el consenso
¿Nos ayuda esta lista a identificar nuestros candidatos, y a nuestros líderes?

Estos tres estilos me recuerdan las viejas y sabias palabras de Lao Tzu (citado en Peter Senge, la Quinta disciplina)

Un dirigente malvado es aquel a quién la gente desprecia
Un buen dirigente es aquel a quién la gente reverencia
Un gran dirigente se nota cuando la gente dice "lo hicimos nosotros"

¿Qué tipo de líderes queremos ser y ejercer?

5 comentarios:

Mauricio Rebolledo dijo...

Estimado Maestro:
Felicitaciones por tan pristinos comentarios...y por el sencillo pero trascendente homenaje a Carlos Matus, de cuyos aportes podremos esperar una mayor revalorizacion en el futuro.
Prospero 2006

M.Cristina Carafí dijo...

Difícil tarea el poder mirar a nuestros líderes desde esta perspectiva. Creo que tenemos que partir por el liderazgo que nosotros pretendemos tener en el ambiente que nos movemos. Creo que el liderazgo va asociado al ser. Estar presente con todo lo que somos en lo que ejercemos. Que nuestro espíritu se refleje en nuestro actuar diario.

Juan Arce dijo...

Hola Raul,

De entre las 2 especies más cercanas a la nuestra (según los calculos nos separamos solo hace 6 millones de años) Chimpancés y Bonobos tienen comportamientos y culturas completamente distintos, mientras que los Chimpancés son machodominantes, jerarquicos y guerreros, los Bonobos presentan una estructura social y una cultura en la que las hembras de la especie juegan un rol central, no se han encontrado casos de guerra entre grupos y resuelven los conflictos a traves de la sensualidad y sexualidad entre los distintos miembros de la comunidad.

No deja de ser curioso que las primeras figuras encontradas en las excavaciones del paleolítico muestren fundamentalmente figuras femeninas, lo cual apunta a que nuestra propia historia y por lo tanto el proceso historico de humanización fue resultado de una deriva más parecida a la de la cultura Bonobo que a la Chimpancé.

Algunos enlaces:
http://www.matriztica.org/htdocs/detalle.lasso?idp=213
http://www.amazon.com/gp/product/1573223123/qid=1135767696/sr=8-1/ref=pd_bbs_1/002-6748321-2874451?n=507846&s=books&v=glance
http://www.greatapetrust.org/

Queda entonces la pregunta de ¿como si vinieramos de una cultura tipo Bonobo estamos viviendo ahora en una cultura tipo chimpancé?

Estoy leyendo ahora un libro que cuenta esa historia de manera que a mí me hace sentido y que recomiendo fuertemente, se llama "The Gardens of their Dreams" de Brian Griffith, en su sitio web tiene algunos de los capitulos del libro.

http://briangriffith.multiply.com/journal/item/5
http://briangriffith.multiply.com/journal/item/16
http://www.amazon.com/gp/product/185649800X/qid=1135767761/sr=1-2/ref=sr_1_2/002-6748321-2874451?s=books&v=glance&n=283155

Otro autor James DeMeo ha llegado de manera independiente a las mismas conclusiones, lo cual hace esta tesis más interesante.

http://www.second-congress-matriarchal-studies.com/DeMeo.html
http://www.amazon.com/gp/product/0962185558/qid=1135768732/sr=8-1/ref=pd_bbs_1/002-6748321-2874451?n=507846&s=books&v=glance


Un abrazo y espero encuentres relevante este comentario.

Juan Arce

Por cierto estaré por Chile durante enero-febrero, espero poder verte.

Andrea Brandes dijo...

Raul
Yo no quiero ser líder! Ser nomás, aquí, piolita y contenta.
Para ser un buen líder, ¿es necesaria la fascinación por el poder?. Se podrá ser un buen líder (político), sólo a partir de la vocación de servicio público? o será que se necesita del chimpancé?!

Gonzalo Castillo Navasal dijo...

Interesante pregunta, mas debemos tener cautela con las etiquetas.

No sólo los líderes latinoamericanos tienen ese comportamiento simiesco, sino que casi la totalidad de los líderes hombres y mujeres del mundo (en un mundo de hombres, muchas de las mujeres que triunfan, lo hacen por ser más "hombres" que los hombres, y muchas son más salvajes y territoriales que nosotros).

Nuestras sociedades están construidas según las reglas de Status, heredadas de las manadas de simios, no en vano somos una especie más de simios, con lenguaje, reflexiva, más sensual, más cariñosa, pero también más peligrosa y más violenta. Y eso esta en nuestra Biología.

Además, los simios no inventaron el yo, ellos no hablan, no tienen lenguaje, para un simio su manada, su habitat y su yo son la misma cosa, la lucha está dada por la supremacía del que posibilita la sobrevivencia. El único mono con yo, es el Homo (NO) Sapíens Sapiens, el único mono con fines y objetivos es el hombre, el único mono que cree tener espíritu es el hombre. Distintas etiquetas, pero el mismo brutal y amoroso personaje.