29 junio 2006

28 abril 2006

A quién se muda, Dios le ayuda

Y no sólo eso, después de un año de operación, quiero potenciar el uso del blog, especialmente usar categorías para navegar en los ya mas de 160 post escritos.

Para ello, he elegido la tecnología Wordpress, y con el apoyo de BlueCompany como servidor, me he mudado a



Ahí , al igual que este blog, están todos los post históricos con sus comentarios, y a partir de ahora ahí estarán los nuevos post y los comentarios que reciban

Por el momento, no todos los post tienen categorías, poco a poco las iré completando

27 abril 2006

Una clave para nuestra felicidad, aceptar el sufrimiento


Parece que en nuestra vida el sufrimiento es inevitable
  • Vemos a seres queridos, como nuestros padres, enfermarse, envejecer y morir.
  • Escuchamos de desastres naturales donde mueren miles de personas.
  • Estamos en contacto directo con la guerra, y su secuela de atrocidades de todo tipo.
  • Vemos el hambre y la miseria a nuestro alrededor.
  • Estamos expuestos permanentemente a sentir actos de injusticias y traición.
  • Y la lista podría seguir hasta el infinito

En nuestra condición de seres humanos, en que nos sentimos parte de un todo, sufrir por lo sucede a nuestro alrededor, pasa a ser inevitable, y resistir ese sufrimiento una tarea inútil.

Para lidiar con el sufrimiento que nos causa ese sufrimiento, una solución habitual es tratar de ignorarlo, de no verlo

  • No visitamos a nuestros seres queridos enfermos
  • Vemos las noticias como si fuese una película, sin conectarnos con el dolor humano que está ahí
  • Justificamos las guerras ya que son contra el mal
  • Transitamos sólo por lugares “bonitos” y/o damos limosnas
  • Descalificamos al que nos hace sentir la injusticia o la traición
  • Y podemos seguir en forma paralela a la lista anterior

Otra vía es aceptar nuestra limitación para lidiar con el sufrimiento humano, dejar nuestra arrogancia que podemos con todo, soltar nuestra expectativa que el mundo debiera ser perfecto, soltar nuestro sentido del deber culposo en que debemos hacernos cargo de todo.

En la medida que lo logremos (y nos ayuda considerarlo un proceso de aprendizaje)

  • Visitamos a nuestros enfermos con el placer de verlos y por el placer que nos causa ver el placer que les causa nuestra visita
  • Nos conectamos con el dolor de los familiares de los fallecidos y lo sentimos como dolor propio, rezamos la oración que corresponda a la espiritualidad que tengamos
  • Nos comprometemos a reducir el odio y la falta de amor que nosotros causamos.
  • Acogemos el dolor, apoyamos a las personas a que puedan hacerse cargo de su destino, sin paternalismo, ni sentirnos superiores. Agradecemos a la vida haber tenido mejores oportunidades
  • Nos conectamos con los miedos, y la falta de desarrollo de habilidades, de las personas a quienes responsabilizamos de nuestro sufrimiento
  • Y podemos seguir en forma paralela a la lista anterior

Las tradiciones espirituales nos indican que nuestro rechazo al sufrimiento es la principal causa de sufrimiento.

Aceptar el sufrimiento nos genera paz interior, desde la paz interior tenemos mas fuerza para luchar contra las fuerzas del sufrimiento, y luchar en paz, sin odio, contra las causas del sufrimiento es una fuente de felicidad en nuestra vida

26 abril 2006

Priviligiando las conversaciones que nutren, escapando de las conversaciones tóxicas

"dime con quién andas y te diré quién eres", recordé esta antigua frase del refrán popular a partir de la reunión, a que me invita un grupo que ha formado una comunidad para los efectos de compartir experiencias, y reflexiones que enriquezcan sus vidas.


Uno de los aspectos que surgió en esta conversación, es la posibilidad de no enganchar, en medios laborales, sociales, familiares, donde predominan conversaciones tóxicas, de descalificación, de opiniones sin compromiso, de pelambres, etc... La mas obvia era por supuesto no participar en esas conversaciones, y poníamos, por ejemplo, simplemente no ver programas de televisión donde esa es la tónica.

Conversábamos como las conversaciones en que participamos, nos terminan contaminando, sin que nos demos cuenta de como ocurre, y de ahí la sabiduría del adagio popular. Si estamos atentos a este fenómeno, podemos privilegiar ciertas conversaciones y minimizar otras.

Mas aún, podemos intencionar, forzar nuestra participación en ciertas conversaciones que nos nutren, como lo ha hecho esta comunidad que me invita, y negarnos a otras conversaciones donde no sólo, no nos nutrimos, sino que nos intoxicamos.

Y las posibilidades por ciertas son mas de las que podemos imaginar, este grupo ha optado por esta vía, otros han descubierto en los blogs poder elegir las redes conversacionales que los nutren, como lo muestra este post de Mauricio Rebolledo.

Y no sólo se trata de aprender a elegir las conversaciones en que participamos, sino también aprender a que estas sean eficientes, nuestro tiempo es el recurso mas escaso que tenemos, y estar atento, despierto, a la forma como estamos presente en las conversaciones en que participamos, marca la diferencia en los resultados que logramos.

Si aprendemos a estar atentos a nosotros (y al otro), a escuchar nuestras (sus) inquietudes, a dejarnos asombrar con el Ser que somos (que es), o por el contrario lo usual es que estamos construyendo la respuesta a lo que ya sabemos me va a decir. De ese aprendizaje dependerá la efectividad de nuestras conversaciones, y de ella dependerá como influimos en el otro, y de ahí los resultados que logramos.

Mahatma Gandhi nos indica

  • Diseña tus pensamientos... se convertirán en tus palabras
  • Diseña tus palabras... se convertirán en tus acciones
  • Diseña tus acciones... se convertirán en tus hábitos
  • Diseña tus hábitos... se convertirán en tu carácter
  • Diseña tu carácter... se convertirá en tu destino.

Los tipos, la calidad y efectividad de nuestras conversaciones dependen de nosotros, y de ellas depende nuestro futuro

20 abril 2006

Los límites y condiciones para aprovechar la diversidad


En un grato almuerzo con amigos, tocamos el tema de la próxima elección del rector de la Universidad de Chile. A mis interlocutores, brillantes académicos de distintas facultades, ningún candidato parecía gustarles. La queja era mas o menos la misma; cada candidato defiende los intereses de su facultad o de su equipo. Las esperanzas estaban puestas en el Senado Universitario, donde si habría una expresión de la diversidad.

Me quedé pensando en que nos lleva a poner nuestras esperanzas en la diversidad.

Lo primero que me surge es que como seres humanos, somos observadores parciales de una realidad que en su plenitud no podemos percibir, y a lo más que podemos acceder es a la aceptación de nuestra limitación como observadores, abandonando la pretensión de nuestro sentido común de que lo que observamos es "la realidad", la pretensión de que somos observadores privilegiados de "la realidad", descalificamos de paso a los que observan "otra realidad". Conversación que a menudo ilustro con la clásica figura de la joven y la vieja

Segundo que nuestra capacidad de acción depende de nuestra capacidad de observar. Siguiendo con el ejemplo de la clásica figura mencionada, nuestras acciones serán distintas si observamos a la joven o a la vieja. En la medida que veamos a las dos, nuestra capacidad de acción aumenta. Por tanto, en la medida que incorporamos observadores distintos, aumentamos nuestra capacidad de accón como equipo,

Hasta ahí,, parece claro, pero me surge el pero. Requerimos como indicábamos, aceptar que somos observadores limitados de "la realidad". Si a un equipo, llámese senado universitario u otro, vamos dispuestos a discutir, a no mirar la visión amplia que nos une, a imponer nuestro punto de vista, a deslegitimar al otro, a suponer intenciones, la diversidad no nos sirve, y podemos sacar la rápida conclusión que es mejor la homogeneidad, donde todos pensamos igual. Funciona en el corto plazo, resulta fatal para desarrollar nuestra capacidad de adaptación en un mundo de cambios acelerados, donde es importante tener la mayor capacidad de acción posible.

Desarrollar nuestra capacidad de aceptar nuestra limitación como observadores y la apertura para incorporar otras visiones es un desafío importante que podemos aprender a cultivar para aprovechar la diversidad




17 abril 2006

La distinción entre autonomía e independencia. Su importancia en la motivación


En El Mercurio del 17 de abril aparece un nuevo artículo de David Fischman, en que hace una distinción, que me pareció importante, entre independencia y autonomía.

Indica por independencia "hacer las cosas por ti mismo sin depender de los demás", y por autonomía "la capacidad de actuar libremente y de elegir nuestras opciones".

En base a un ejemplo, muestra como la independencia sin autonomía es sólo aparente, en la práctica es un esclavo de su pasado. En cambio la persona que actúa con autonomía, usa su libertad para actuar, se conecta con lo que quiere hacer, y elige dentro de sus opciones.

Fischman indica que en la persona independiente que actúa sin autonomía
, su gran motivador es mostrarle a los demás que es una persona capaz. Lo asimilo a su forma de conseguir amor al que me refería en el post Los seres humanos somos seres de amor, su motivación es extrínseca, está fuera de él.

En cambio la persona que actúa con autonomía, encuentra en su interior las fuerzas que lo motivan, es intrínseca, no depende de factores externos. Lo compara a un auto con motor propio, diferenciándolo de los autos que necesitan un motor externo para avanzar en las subidas, los momentos difíciles de la vida.

Si las jefaturas se tomaran en serio esta distinción, no perderían tantas energías motivando a su gente, simplemente estarían atentos a aquellas conductas organizacionales que los desmotivan.

Y individualmente, la pregunta que me surge es ¿Cual es nuestro motor interno que, si lo encontramos, no necesitaremos jefes que nos motiven?

Los seres humanos somos seres de amor


Los seres humanos somos seres de amor, esto lo han indicado todas las tradiciones espirituales, y lo han corroborado las investigaciones biológicas, Humberto Maturana nos indica que el 99% de las enfermedades son por falta de amor.

De niños lo aprendemos rápido, necesitamos y aprendemos a reclamar ese amor, y aprendemos como obtenerlo

Si aprendemos que haciendo berrinches, nos miran, nos atienden, aprendemos a hacerlo así, trasgredimos los límites para mostrar que existimos y pedir que nos vean, esto puede llevar a conductas antisociales o simplemente pretender monopolizar la palabra en una reunión. Irónicamente esto nos puede generar rechazo y no amor

Mas tarde podemos aprender que sacándonos buenas notas obtenemos la aprobación de los que nos interesan, y esto de adultos, lo podemos transformar en autoexigencia personal, nos esmeramos ser mejores, en ser exitosos, para ser queridos. Esto nos puede generar respeto, pero no amor

O aprendimos que una forma de obtener amor es haciendo favores, portándonos como niños buenos, eso nos puede llevar a estar siempre atentos a hacer favores a otros, olvidándonos o postergándonos nosotros mismos, dependiendo del juicio ajeno, y en definitiva caemos en actitudes serviles. Irónicamente esto puede generar desprecio y no amor

O aprendimos que una forma de obtener amor es ser simpáticos, tener siempre la talla oportuna a la mano, sin aprender a ver como el resto la escucha. Esto nos lleva a mantener esa actitud, con tallas o ironías que algunos nos celebran, pero que dañan, sin que busquemos ese efecto, a otros. Esto nos puede generar simpatía, pero no amor.

Necesitamos el amor, necesitamos sentirnos queridos, sentirnos parte de una comunidad. Muchas veces he escuchado, y me hace sentido en mi propia experiencia, que el miedo mas profundo, es el miedo a no ser querido.

En la medida que no estemos concientes de esa necesidad que todos tenemos, podemos tender a rechazarla, negando en nosotros esa necesidad,. Así nos convertimos en el Gigante Egoísta o en el Ciudadano Kane, o por el contrario, lo convertimos inconcientemente en el eje de nuestra acción, usando alguno de los aprendizajes indicados anteriormente.

Otra opción es tomar conciencia de esa necesidad, de ese miedo, y aprender a buscarlo por otros medios, tales como

Querernos a nosotros mismos. Si nos queremos lo suficiente, si como dice Nelson Mandela, recordamos que somos hijos de Dios, dependemos menos del amor ajeno

Aprender a dar amor. Según la experiencia de todos aquellos que viven llenos de amor, la forma de aprender es dando, el recibir llegará sólo, cuando hayamos dejado de preocuparnos de recibirlo

Ponernos en contacto con nuestra vulnerabilidad y no esconderla. Es en nuestra vulnerabilidad donde las personas nos pueden apoyar, donde nos podemos dejar querer, esconderla es nuestra forma de negar a otros la posibilidad de querernos.

Necesitamos amor, estar concientes de esa necesidad nos permite ejercer con libertad y autonomía el amor.

12 abril 2006

La rutina no existe, es una forma de vivir la vida


Son numerosas las ocasiones en que nos quejamos de la rutina en nuestra vida, indicamos nuestro cansancio con ese tipo de vida, y anhelamos que el entorno de nuestra vida cambie, para así tener una vida mas plena.

Lo que normalmente se nos escapa, es que la rutina tiene que ver como observamos la vida, y no como la vida es. Es nuestra la responsabilidad, y es una habilidad que podemos desarrollar.

En varios post, me he referido a la posibilidad de desarrollar esta habilidad, ya sea referido a la necesidad de tomar conciencia del impacto de nuestras acciones en los subordinados, en mis deseos de un 2006 lleno de plenitud, en la posibilidad de educar nuestra capacidad para vivir las emociones, en observar las sincronías en las conversaciones, en las vacaciones como un proyecto a diseñar, la importancia de tener un foco en el uso de nuestro tiempo , y como, cuando perdemos la conciencia, y requerimos estar en contacto con nosotros mismos, recurrimos a los deportes extremos para obtener la adrenalina de la vida

En un curso de FLACSO donde hemos creado un blog como herramienta de aprendizaje, se generó esa conversación, la que quise ilustrar con la invitación que nos genera esta canción


Powered by Castpost

Una invitación a vivir la vida con el proposito de hacer cada día un gran día, depende de nosotros

10 abril 2006

Estado o Mercado, un falso dilema. Confianza y Gobernabilidad


Es frecuente escuchar como un debate, teñido de ideologísmos y lleno de pasiones, el dilema entre Estado y Mercado como aproximaciones antagónicas.

Una aproximación que me resulta útil para este tipo de situaciones, es subir un grado, preguntarme al servicio de que está el Estado, cual es su función, y hacerme la misma pregunta por el mercado, buscando un fin común para ambos. No se trata de hablar mal de uno para diferenciarlo del otro

Una aproximación que me ha resultado muy útil es ver a ambos como un medio para coordinar acciones. Ambos pueden, por tanto, competir por la eficiencia en la forma como logran ese objetivo.

Así definimos mercado, el espacio, físico o virtual, donde los clientes transan sus bienes y llegan de acuerdo en un precio, la característica es que cada uno de los actores es libre de aceptar o no el acuerdo en función de sus intereses que no requiere explicar ni justificar. En la historia de la humanidad, la mayor capacidad de comunicación ha sido el factor clave para mercados más desarrollados y sofisticados.

Esta forma de coordinar acciones mostró algunas características no deseables para algunas personas, insatisfacción que tiene que ver precisamente con la libertad de aceptar o no, de decir que no a ciertas ofertas o demandas. En comunidades, la libertad de decir que no, puede ser peligrosa para la supervivencia de esa comunidad; así algunos servicios, como el rol del ejército en la defensa nacional, para indicar un caso extremo, deja de ser voluntaria.

Al dejar de operar el mercado para coordinar acciones, surge la burocracia, normalmente impuesta por quienes, con el poder para hacerlo, quieren restringir o simplemente normar una libertad individual. En las empresas a los empleados no se les permite libertad para ciertas decisiones, no hay confianza en sus decisiones, decisiones que por tanto son dejadas al criterio de las jefaturas.

El Estado así lo podemos ver como la burocracia que la comunidad país se da, para coordinar acciones en torno a ciertos objetivos, donde no se confía en la capacidad del mercado para hacerlo.

Este enfoque nos permite entonces tener las conversaciones del debate entre Estado y Mercado, usando las distinciones sobre la confianza que aprendí de Fernando Flores.

Y lo que hemos aprendido, nos indica que confiar es peligroso y podemos correr grandes riesgos que amenazan la desintegración de la comunidad, eso nos lleva a restringir la libertad individual con que se opera en el mercado.

Para también hemos aprendido que tal como confiar es peligroso, desconfiar es costoso, y las soluciones burocráticas tienen un costo que paga la comunidad.

Un dilema que no tiene solución, sino que exige un arte, el arte de administrar la confianza con prudencia. Así frente a cada caso nos podemos preguntar el riesgo de desintegración de usar el mercado, y adicionalmente medir el costo que tiene la solución burocrática. Así incluso podemos diseñar soluciones en que se usa el mercado, y la burocracia, sin eliminarlo cuida que este mercado no incurra en los riesgos de desintegración de la comunidad. Esa es la ciencia de la regulación

Todo esto requiere, por supuesto, una burocracia legitimada en la comunidad, legitimidad que se conoce como la gobernabilidad del sistema.

Cuidar la gobernabilidad, es fundamental para que podamos desarrollar relaciones de confianza, base de un Estado eficiente

07 abril 2006

La importancia de tener un foco en el uso de nuestro tiempo


Esto me llegó por la red y creo que ayuda a todos aquellos que tenemos problemas con focalizarnos cuando usamos nuestro tiempo.
Un profesor se paró ante sus alumnos de su clase de filosofía y colocó frente a ellos unos objetos. Cuando la clase comenzó, sin pronunciar palabras, levantó un frasco grande de mayonesa, vacío, y empezó a llenarlo con pelotas de golf.... Luego les preguntó a los estudiantes si el frasco estaba lleno.
Todos estaban de acuerdo en que sí...
Entonces el profesor agarró una caja con lentejas y las echó en el frasco. Las lentejas rodaron a los espacios vacíos entre las pelotas de golf. De nuevo les pregunto a los alumnos si el frasco estaba lleno... Todos dijeron que sí.....
El profesor sacó una cajita con arena y la vació en el frasco. Por supuesto, la arena llenó los espacios vacíos que quedaban. Les preguntó a los estudiantes si el frasco estaba lleno, todos respondieron con un SI unánime...
Después el profesor sacó dos tazas de café de debajo de la mesa y también las echó en el frasco, llenando los espacios vacíos que quedaban entre la arena. Los estudiantes se rieron.....................
"Ahora - dijo el profesor mientras la risa disminuía - quiero que reconozcan que este frasco representa su vida. Las pelotas de golf son esas cosas importantes: su familia, sus hijos, su salud, sus amigos, las cosas que los apasionan, o sea las cosas que quedan si todo lo demás se les va, y sus vidas siguen estando completas. Las lentejas son otras cosas que importan, como sus trabajos, sus casas, sus automóviles.... La arena es todo lo demás, las cosas pequeñas......" "
Si meten la arena primero en el frasco - continuó - no quedará espacio para las lentejas ni las pelotas de golf." "Es igual para la vida. Si gastan todo su tiempo y su energía en las cosas pequeñas, nunca les sobrará para ocuparse de las cosas que son verdaderamente importantes. Préstenle atención a las cosas que son indispensables para su felicidad. Jueguen con sus hijos. Abran espacio para las citas médicas. Saquen a su pareja a cenar. Hagan deporte. Cultiven sus amistades........
Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y arreglar el depósito. Encárgate primero de tu bienestar, de las cosas que verdaderamente importan. Define tus prioridades. Todo el resto es arena...."
Una de las estudiantes levantó su mano y preguntó qué representaba el café.
El profesor sonrió y dijo: " me alegra que me lo hayas preguntado. Es simplemente para demostrar que no importa cuan llena parezca estar tu vida, siempre hay tiempo para tomarse un cafecito con un buen amigo".
Si no usamos nuestro tiempo en las cosas que nos importan, terminamos sin tiempo para ellas

06 abril 2006

¿Por qué es importante que cumplamos nuestros compromisos?


Antes de contestar esta pregunta me parece importante que nos preguntemos primero si estos son un medio o un fin. Y como todo sistema forma parte de un sistema mayor, nos podemos preguntar a que sistema mayor pertenece el sistema de los compromisos.

Las respuesta que me surge, tiene que ver con la convivencia que queremos tener, una convivencia donde cumplir los compromisos es parte de la ética de convivencia y del futuro que queremos construir juntos. Si no hay acuerdo, y continuo recuerdo, en un futuro común y en los medios para lograrlo, cumplir los compromisos puede convertirse en una tarea mas, alejada de nuestras inquietudes fundamentales, deja de ser importante. Perder el foco en lo que queremos y ser absorbidos por la tarea diaria, por lo que hay que hacer, es una experiencia en que nos podemos reconocer.

Esta confusión de medios y fines me hace recordar la frase de Antoine de Saint Exupery

"Si quieres construir un barco,
no em
pieces por buscar madera,
cortar tablas o distribuir el trabajo.

Evoca primero en los hombres y mujeres
el anhelo del mar libre y ancho”

Cuando las personas no están comprometidas con el mar libre y ancho, los compromisos dejan de ser relevantes, y controlarlos se convierte en una ingrata tarea, fácil de sabotear por los subordinados. Un instrumento maravilloso como fue El Coordinador desarrollado con las ideas de Fernando Flores, era llamado por muchos “el látigo electrónico”, cuando eso pasaba, la herramienta dejaba de ser usada por la organziación.

Una vez que estamos enamorados del mar libre y ancho, podemos declararnos aprendices en el campo del cumplimiento de los compromisos, reconocer que no basta la buena voluntad, sino que es requisito desarrollar algunas habilidades tales como:

  • Pedir con precisión, condiciones de satisfacción y tiempo, no esperar que el otro adivine lo que queremos y para cuando lo queremos
  • No presionar por un si, eso generalmente lleva a un incumplimiento
  • Cuando decimos que si, significa que hemos evaluado que podemos hacerlo y que nos comprometemos a ello
  • Cuando tenemos dudas de nuestra posibilidad de cumplir, evaluar primero antes de comprometernos
  • Una vez que nos hemos comprometido y apenas nos damos cuenta que no podremos cumplir, avisar y renegociar
  • En caso de incumplimiento, pedir disculpas y ofrecer compensación
  • Si no nos han cumplido, reclamar y pedir nuevo compromiso para generar un nuevo futuro
  • Llevar un control, preferiblemente automatizado de los compromisos que debemos y de los que nos deben, y periódicamente comprobarlos con nuestros acreedores y deudores
  • Comprometernos a aprender de nuestros errores

La impecabilidad en el cumplimiento de los compromisos denota nuestro compromiso con la causa que nos une.

05 abril 2006

El placer de contactar a un maestro. Rafael Echeverría


Ayer tuve una grata y estimulante experiencia, asisto a un seminario de la Universidad del Desarrollo que promueve su Magíster en Desarrollo Organizacional y Recursos Humanos.

Mi interés fundamental es saludar a Rafael Echeverría, uno de mis maestros en la formación en el campo de la ontología del lenguaje, saludar a su esposa Alicia, y no menos importante beneficiarme de la curiosidad y rigurosidad intelectual del trabajo de Rafael. Mientras me dirigía al lugar no podía menos que recordar nuestras conversaciones, más de diez años atrás, donde Rafael reflexionaba acerca de la amenaza que podían sentir ciertos sectores mas tradicionales ante la radicalidad de las propuestas de la ontología, y constatar como son, varias ya, las universidades que incorporan el Coaching como parte de su propuesta.

Después de un calido abrazo después de 10 años, y ante un auditorio repleto, me maravillo de la fuerza y convicción con que Rafael expone los temas que ya me maravillaron hace 15 años atrás, recreándome y aprendiendo de la recreación que ha hecho en este período. Su charla da para varios post que espero elaborar con mas detalle en un futuro cercano, resumo los mayores impactos que me generó

Indica el aporte fundacional que tuvo para el Fernando Flores, y nos trae y aporta el trabajo que ha hecho otro chileno, Marcial Losada sobre los equipos de alto rendimiento, y su descubrimiento y sistematización a través de la teoría de los atractores conductuales, de la conectividad que se genera en ellos funcionado como un solo ser, me evoca el libro Sincrodestino de Deepak Chopra.

Me siento interpretado por su énfasis en lo que llama la gerencia de uno mismo, que me parece similar a lo que en varios post me he referido como liderazgo personal como una condición básica para el éxito de las organizaciones, me apasiona la fuerza con que habla del trabajo de Jim Collins, donde enfatiza el equipo por sobre el que hacer, y el liderazgo de nivel 5, un tipo de liderazgo que desafía las concepciones tradicionales del liderazgo carismático.

El enfoque de aprendizaje transformacional, en que nos rediseñamos profundamente me evoca el aprendizaje que hacemos desde los procesos de dolor, la habilidad de la resiliencia.

Finalmente cerró con el tema del escuchar, lo hizo con fuerza y pasión, con un llamado a aceptar la imposibilidad de cerrar la brecha entre el decir y el escuchar, y al mismo tiempo a trabajar para disminuirla, como una competencia fundamental para aumentar la efectividad y reducir el sufrimiento humano.

Me emocionó la interpretación que hace del frase del místico M Cordovero (siglo XVI), “el secreto de escuchar sublime es saber escuchar el bien”, donde indica que implica escuchar en cada persona su vulnerabilidad, no su maldad. Me evoca la concepción de la bondad fundamental del budismo, tan opuesta a la noción que nacemos en el pecado.

Me queda la belleza de reconocer(me) a partir de los aportes de otros, mostrando como pueden ser de nutritivas las relaciones humanas. Y como somos un eslabón de una cadena interminable hacia el pasado y hacia el futuro.

Gracias Rafael y espero verte en la entrevista de la belleza del pensar con Cristián Warnken

04 abril 2006

Un año blogeando, un año de sorpresas positivas

¡Me resulta increíble!.
Hace un año partí con este blog a partir de una invitación de Fernando Flores, me resonó como medio de construir identidad en un momento que ahí, había sufrido un fuerte golpe

Primero escribí una presentación formal, cual era mi objetivo, a que inquietudes quería dirigirme, quién era yo, y desde donde escribiría. Escribir un segundo post fue un desafío mayor, me limité a reproducir un artículo sobre calidad de vida que encontré en la red, y después no se que pasó, solté la mano y empezaron a fluir los artículos.

Un año más tarde, soy un gran sorprendido, con la potencia de este medio, conmigo mismo y con el seguimiento de los lectores

Algunas cifras
  • Artículos publicados 157
  • Cifras en el mes de abril 2006
    • Visitantes distintos 2547 (85 al día)
    • N° de visitas 3049 (102 al día)
    • Páginas 4145 (138 al día)
Adicionalmente me siento satisfecho con la identidad generada, con la transformación que he tenido en mi manera de ver el mundo, y la nueva energía que me he creado

Gracias a Fernando Flores por mostrarme este nuevo mundo, a Gabriel Bunster por haber sido un interlocutor y apoyo permanente, a mi hijo Camilo por su soporte y entusiasmo, a Carolina mi eficiente y leal correctora de pruebas, que pacientemente colocó todos los puntos y comas que yo no coloco, a todos ustedes que me retroalimentan con sus comentarios, y a todos Uds que leen mis artículos.

Mis gracias son mi forma de comprometerme a seguir y mejorar.

Ventas y Dignidad


Un amigo me cuenta que en su empresa, cuando un vendedor llega con corbata para visitar a un cliente, sus compañeros le preguntan ¿A dónde te toca ir a mentir hoy?

Esto nos muestra un paradigma usual, para vender hay que mentir o al menos esconder la verdad. El vendedor exagera las bondades del producto, y esconde las dificultades que su uso le puede generar a ese cliente en particular.

El resultado de corto plazo puede ser ambiguo, puede que el vendedor llegue con una orden a su empresa, puede que llegue satisfecho a su casa pensando en el ingreso adicional que obtendrá y hasta puede que se vanaglorie con sus compañeros de sus habilidades para lograr ventas difíciles. Mas difícilmente podrá ver el daño que se ha hecho a si mismo, a su autoestima y su relación con el cliente.

Una mentira, seamos concientes o no, nos genera un daño, nos genera una sensación de incomodad que tiene que ver con que nuestra dignidad ha sido afectada, nuestros actos no han estado de acuerdo con nuestros valores. En muchos casos esto lleva a que al llegar a casa, generamos actos evasivos, un par de copas, una respuesta poco amorosa a la pareja o los hijos, o simplemente ponerse a ver TV para no tener una conversación de intimidad que le incomode. A largo plazo, esta conducta, si es repetitiva, termina en una personalidad cínica, que tiende a no confiar en nadie.

La empresa que promueve, o al menos que tolera este tipo de conductas en sus empeños por cumplir sus metas de venta, termina con un deterioro de la confianza que los clientes, perdida de confianza que no sabemos reflejar en los balances, pero que ciertamente disminuye el valor de la empresa.

Al vendedor, y todos somos vendedores en nuestras vidas, que cuida las relaciones de confianza con sus clientes, podemos llamarle en términos genéricos vendedores de confianza. Esa persona acumula un capital más valioso que el dinero que pueda tener en el banco.

Desarrollar relaciones de confianza es un objetivo que nos conviene cultivar

29 marzo 2006

Cirque du Soleil Un ejemplo de océano azul


No sólo disfruté el maravilloso espectáculo que este grupo nos ofrece, sino también pude ver en el terreno un ejemplo de océano azul como una forma concreta de hacer innovación sin necesidad de morir en la competencia del océano rojo, al que me referí en el post De océanos rojos a océanos azules: No compita, cree nuevos mercados

Como indica textualmente el libro Cirque du soleil rescata la magia del circo y su carácter épico, agrega comodidad, incluye incluso alfombra roja para quienes quieren pagarla, y agrega otras variables no propiamente circenses tales como una historia acompañada de riqueza intelectual, música y danza artísticas, y múltiples producciones. Tomó esas variables completamente nuevas para la industria del circo, de la otra alternativa de entretenimiento en vivo que es la industria del teatro.

Crea así un océano azul, un espacio donde no tiene competencia.

Podemos buscar nuestros océanos azules, una aproximación a la innovación rompiendo paradigmas

28 marzo 2006

Querer ganar dinero, una ambición que no sirve


En El Mercurio del día domingo 26-3-06, aparece el artículo Los ambiciosos salen del clóset, donde analiza los pro y contra de la ambición. Del artículo me llamó poderosamente la fuerza del siguiente párrafo:
un estudio de la escuela de negocios de la Universidad de Harvard que consultó qué harían con sus vidas a 1.500 estudiantes que concluían un MBA: el 83% respondió "ganar dinero" y el 17% restante que se dedicaría a algo que le diera "satisfacción y realización personal".

Veinte años después, 101 de los encuestados habían llegado a ser millonarios. La sorpresa es que cien de ellos pertenecían al 17% que no tenía como objetivo principal en su vida ganar dinero.

El artículo también indica que la ambición también se aprende, y que para ello se requiere ir contra el sentido común imperante de lo que entendemos por ambición.

La fuerza de la encuesta valida la tesis de muchos post en que hemos centrado la necesidad de soltar la mirada en los resultados, un enfoque de corto plazo, y enfatizar la necesidad de centrarse en el hacer, los procesos, y en el Ser y su potencial para aprender en campos que no parecen obvios,
como la habilidad de escuchar, el conocernos a nosotros mismos,

Como hemos conversado en nuestra comunidad de aprendizaje sobre diseño de carrera, la carrera surge de la ambición de querer servir a otros a satisfacer sus inquietudes.

La ambición de desarrollar mis habilidades para ser útil a otros parece ser un buen camino para tener el éxito que queremos tener. La mejor forma de tener es Ser,
como se muestra en el diagrama que uso en muchos talleres y que se la debo a Fredy Kofman

26 marzo 2006

Un camino para mejorar nuestra habilidad de escuchar


A partir de conversaciones con mi amigo Gustavo Jimenez, quiero desarrollar algunos post animado por el convencimiento que las enseñanzas budistas pueden ser un gran aporte a nuestras concepciones de gestión, y de esa forma lograr organizaciones más sanas y exitosas en una perspectiva de largo plazo.

Somos muchos los que sostenemos que nuestras organizaciones padecen de una enfermedad caracterizada por su orientación al corto plazo, donde no se ve y se aplasta el potencial creativo del ser humano y donde la vocación de servir, expresada en ser útil al cliente, no es percibida en su potencial de generar lealtades.

Mi propósito será mostrar, al igual que otros autores han hecho lo han hecho con otras ciencias como la física, la química, la biología, como los recientes avances en gestión se pueden ver potenciados tanto con el pensamiento budista como con otras tradiciones milenarias

Una de las habilidades más buscadas en las personas, especialmente a nivel ejecutivo, es la capacidad de escuchar. Sin embargo también resulta difusa, no posible de definir en términos operativos, cayendo a menudo en recetas de tipo voluntarista, más propios de las recetas de corto plazo que de un real aprendizaje. Creo que ello se debe a que no tenemos una interpretación que nos sirva para hacer distinciones en el escuchar.

A partir de los estudios de Humberto Maturana y Francisco Varela, sabemos que el ser humano es un sistema cerrado, es decir lo que le pasa tiene que ver con su propia estructura, y no con la información que recibe, la cual sólo sirve de factor gatillador. Si nos tomamos este descubrimiento en serio, significa que en el escuchar, la información sólo gatilla nuestras conversaciones internas. Cuando escuchamos lo que hacemos son interpretaciones que se nos gatillan, de acuerdo a nuestra propia y peculiar historia de experiencias, y eso explica, como lo vemos a menudo, por que cada persona puede escuchar, a partir de la misma información, cosas muy diversas.

La tradición budista no indican que nuestra mente es como un caballo salvaje, que va donde quiere, es decir, va donde quiere, no donde nosotros queremos. Indican que por la mente, en un sentido amplio, (conocer, sentir, percibir, no solo pensar ni intelecto) pasan innumerables pensamientos por minuto, (según Gustavo, cada pensamiento dura de 300 a 600 milisegundos) de los cuales no estamos concientes. Si nos puede resultar conocida como experiencia, cuando pese a que queremos, determinados pensamientos vuelven y vuelven a nuestra cabeza.

A partir de esta interpretación, los budistas indican un camino, domesticar nuestra mente, tal como domesticamos un caballo salvaje, y a partir de ahí, nos lleva donde queremos ir, que es lo que logran con la meditación (en tibetano, meditar significa familiarizarse). Sólo con una mente domesticada, podemos aproximarnos a escucharnos a nosotros mismos y al otro, conocer lo que realmente queremos y las reales inquietudes de nuestro interlocutor, sin que nuestra “chichara mental” o “rollos mentales” impida esa conexión.

Por supuesto que hay personas que han desarrollado esta capacidad desde pequeños y los identificamos como buenos escuchadores. Lo que el budismo nos indica, es que es una posibilidad abierta a todos y susceptible de aprender.

Los tiempos actuales, donde la capacidad de trabajo en equipo y el liderazgo están más asociados a la capacidad de escuchar, que a los mesianismos, nos hacen necesario desarrollar la habilidad de escuchar en forma efectiva. El budismo, con su interpretación, y la herramienta de la meditación nos ayudan a ello.

Mejorar nuestra habilidad de escuchar, una necesidad y una posibilidad a nuestro alcance

24 marzo 2006

Una gran resignación organizacional. Reuniones no efectivas


En un taller reciente trabajamos el tema de las insatisfacciones del equipo con sus reuniones de coordinación. En vez de enfocarnos en las insatisfacciones, hicimos un levantamiento de las aspiraciones para que esas reuniones fuesen efectivas. Las aspiraciones recogidas fueron las siguientes:

  • Compromiso con el horario de llegada
  • Compromiso con la efectividad de la reunión
  • Poder informar más de mi área
  • Comunicarnos lo que ha pasado
  • Generar bitácora de compromisos
  • Mayor capacidad de escucharnos
  • Más análisis, mas punto de vista
  • Poder incorporar mis quiebres actuales o previstos
  • Respeto por los tiempos asignados
  • Evitar el exceso de información
  • Generar acuerdos
  • Poder aclarar dudas sobre proyectos
  • No tener múltiples objetivos
  • Tener reglas de cortesía como el no uso de celulares, hablar cuando otro habla, fumar sin permiso, etc
  • Separar la reunión de coordinación de la reunión de análisis de proyectos
  • Buscar el momento óptimo de la semana que permita hacerla con tranquilidad
  • Minimizar los riesgos de autoritarismos de la persona que dirige la reunión e impone nuevas reglas
  • Recordar que el tiempo es el recurso más escaso en los ejecutivos de cualquier organización, y en la reunión usamos el tiempo de todos los participantes.

A partir de este levantamiento, generamos una reflexión, en que examinamos los paradigmas que forman nuestra cultura acerca de las reuniones, que constó de los siguientes elementos

  • La importancia de precisar el objetivo fundamental de la reunión, a lo cual los otros objetivos se subordinan. En este caso, se propuso que el objetivo fundamental sea Cuidar y potenciar al equipo
  • Investigar otros medios para otros objetivos, por ejemplo, informar es algo que se puede hacer por escrito o en reuniones especiales en que concurren sólo los interesados
  • No es conveniente asignar poder de decisiones a reuniones de coordinación, la responsabilidad debe permanecer en el responsable y no diluirse en el comité.
  • Es conveniente consensuar las reglas de cortesía y respetarlas estrictamente, ya que nuestro cuerpo no está acostumbrado a ellas, por tanto es conveniente destacar periódicamente las personas que han tenido los mayores avances y establecer sanciones lúdicas de su incumplimiento, sanciones que permiten un mayor grado de alerta del equipo
  • Una habilidad fundamental a desarrollar es la capacidad de escuchar, para ayudar este aprendizaje, es conveniente controlar nuestra tendencia a hablar.
  • Usar las reuniones para establecer y controlar compromisos baja el ánimo de la reunión, es preferible dejar el carácter bilateral que tiene, salvo que no le sea posible, y ese en un tema que se pide ayuda al equipo

Con las expectativas y reflexiones, construimos las reglas de la reunión:

  • Se harán los días xxx de yy:yy a zz:zz
  • Hay consenso de las siguientes reglas de cortesía
    • Un minuto de atraso se considera atraso
    • Los celulares están apagados o en modo silencioso
    • No se contestan los celulares durante las reuniones. Para casos de llamadas urgentes, de autoridades, o familiares, se nomina a una secretaria que indica el término previsto de la reunión, y pregunta si es necesario interrumpir la reunión, si la persona así lo indica, la persona solicitada sale de la reunión para contestar la llamada
    • No se fuma, a menos que se pida permiso y se acuerde por unanimidad
    • Cuando una persona habla, no se habla con el vecino
    • Se establece una multa de $ xxxx por cada incumplimiento, como tesorero se designa a zzz, quién debe informar mensualmente del fondo acumulado. Estos cargos son trimestrales, se van rotando.
  • La reunión tiene un responsable de dirigirla y establecer las fallas a las reglas de cortesía, cuyas decisiones son no apelables. Inicialmente se nombra a yyy, y este cargo se rota mensualmente para desarrollar habilidades de dirección.
  • La reunión se lleva adelante en base a rondas, en que la persona que habla tiene un “testigo”, un elemento que simboliza poder, que le autoriza hablar, y que entrega a su vecino de la derecha cuando termina de hablar, no se permiten interrupciones, salvo que se desee pagar la multa. Las observaciones que cada uno tenga es conveniente anotarlas para tenerlas presentes en su turno.
    • Ronda 1. Cada uno indica en una palabra el estado de ánimo en el cual llega
    • La persona de mayor jerarquía da cuenta de lo que ha pasado en la reunión superior a que asiste. Énfasis en lo que afecte a este equipo.
    • Ronda 2 Cada persona cuenta una experiencia que le haya sido gratificante, donde haya sido actor, desde la última reunión
    • Ronda 3. Cada persona expone un quiebre que tiene o que anticipa y pide puntos de vista de cómo encararlo
    • La persona de mayor jerarquía elige un quiebre que le parece prioritario para la ronda siguiente
    • Ronda 4 Cada persona da su punto de vista sobre el quiebre, es posible hacer preguntas de aclaración a la persona que lo declara, dudas que el autor del quiebre responde sólo cuando le llega su turno. Esta ronda se hace dos veces, y termina con la declaración de (in)satisfacción de la persona que lo declaró con los aportes
    • Si hay tiempo, la persona que dirige la reunión, le pide a la persona de mayor jerarquía elige un nuevo quiebre que le parece prioritario para la ronda siguiente
    • Ronda 5 Cada persona indica lo que se lleva de la reunión, el estado de ánimo que le generó.
  • Los compromisos que se puedan haber generado se reafirman con posterioridad, cada interesado en las promesas que se le hicieron, se hace responsable de especificar lo que escuchó como promesa, precisando fechas y condiciones de satisfacción, obtener la promesa, controlar su cumplimiento y seguimiento y reclamar si es necesario
  • Se contará con una Intranet que permita canalizar la información que sirva de contexto a las conversaciones del equipo y permita profundizar los debates que hayan quedado pendientes o no se hayan podido realizar, usar la tecnología para crear una comunidad de aprendizaje

Finalmente acordamos analizar periódicamente estas reglas para mejorar su efectividad. Recalcamos que tener reuniones efectivas no es materia de buena voluntad, sino de aprendizaje

El objetivo a mantener es mejorar como equipo en nuestra efectividad en el uso del recurso mas escaso, nuestro tiempo.

14 marzo 2006

Hablar mal para diferenciar. Un paradigma usual


En La Tercera del Domingo aparece un reportaje a la figura de Julio Olalla, en referencia al apoyo que prestó a la reunión de Marbella, aspecto al cual me referí en mi post anterior, sobre la importancia de esta aproximación para un eficaz trabajo en equipo

En este nuevo artículo me llama la atención el énfasis del autor del artículo de resaltar la figura de Julio Olalla, a partir de mostrar las diferencias con Fernando Flores, omitiendo que éste es el creador de este enfoque de trabajo en equipo.

Por supuesto, esta nueva disciplina creada por Fernando Flores, admite múltiples variantes, y cada uno de los que la practicamos le imprimimos un particular estilo, incorporando el aporte de otras disciplinas. Sin embargo no es posible desconocer, ni negar las raíces, en este caso, el fundamental aporte de Fernando, como lo reconoce explícitamente el socio de Julio Olalla en la creación de Newfield, Rafael Echeverría, en su libro La Ontología del Lenguaje, y en una entrevista que cito en un post anterior.

Conociendo a Julio, y habiéndolo tenido como uno de mis instructores en mi certificación de Coach, y habiendo ejercido posteriormente el rol de supervisor en sus cursos por dos años consecutivos, no creo que él haga la diferenciación en los términos que el articulista señala. Creo que más bien, el artículo refleja la presencia de una costumbre tradicional de nuestra cultura; en lugar de mostrar las diferencias, hablar mal de aquello con lo que se pretende contrastar.

Esta costumbre, propio de un paradigma dualista, cartesiano y maniqueista, que ve las partes y no el todo, genera divisiones en vez de sumas, impide valorar los aportes y riqueza de las diferencias, genera separaciones en vez de unión, odiosidad en vez de cercanía, impide la emoción de la gratitud a los diversos aportes, y normalmente no vemos los efectos y empobrecimiento que genera esta forma de mirar el mundo y de comunicarnos.

La visión del todo es un elemento fundamental del estilo que queremos, y podemos construir

09 marzo 2006

M. Bachelet, estilo de trabajo en equipo, y F. Flores.


En la sesión de trabajo de la Presidente con su equipo, Ministros, Subsecretarios, e Intendentes hubo espacio para desarrollar las confianzas al interior de ese equipo. Según los medios, el conductor, facilitador de ese proceso fue Julio Olalla

El desarrollar las habilidades de trabajo en equipo en base a la confianza entre sus integrantes es un estilo que se contrapone al estilo autoritario basado en la jerarquía, y ciertamente si es un estilo que se desarrolla, y prevalece en los Ministerios, Intendencias y Servicios, será un gran cambio de estilo en el Gobierno y que puede influenciar en todo el país.

Tuve la suerte de formarme con Fernando Flores primero, y con Julio Olalla posteriormente, en esta aproximación al trabajo en las organizaciones, y he podido experimentar y aplicar la utilidad de implementar este estilo en todo tipo de organizaciones.

Me imagino el orgullo que debe sentir Fernando Flores que este enfoque basado en un cambio paradigmático de concebir las organizaciones, enfoque que creó, desarrolló y entrenó a muchos, Julio Olalla uno de los primeros, se haya extendido progresivamente en Chile, y sea hoy la aproximación que elige la Presidente para potenciar su equipo y dar una señal de un nuevo estilo.

Nuestro país es afortunado de contar con personas como Fernando, Julio y los cientos de personas que han sido entrenados en esta aproximación. Una aproximación que promete mejorar la efectividad de las organizaciones y potenciar el desarrollo de las personas.

Tenemos hoy liderazgo, y sabemos como hacer este cambio cultural, para avanzar en este cambio de estilo.

07 marzo 2006

LAS MUJERES DE MI GENERACION


El siguiente es un mensaje con este mismo título que me llegó a través de la red, y que corresponde a un Fragmento de Santiago Gamboa, Colombiano

Es mi manera de hacer mi homenaje en este día de la mujer, a todas estas mujeres que he querido y me han querido.

Las mujeres de mi generacion son las mejores. Y punto.

Hoy tienen cuarenta y más, incluso cincuenta, y son bellas, muy bellas, pero también serenas, comprensivas, sensatas, y sobre todo, endiabladamente seductoras, esto a pesar de sus incipientes las patas de gallo o de esa afectuosa celulitis que capitanea sus muslos, pero que las hace tan humanas, tan reales.

Hermosamente reales.

Casi todas, hoy, están casadas o divorciadas, o divorciadas y vueltas a casar, con la idea de no equivocarse en el segundo intento, que a veces es un modo de acercarse al tercero, y al cuarto intento. Qué importa.

Otras, aunque pocas, mantienen una pertinaz soltería y la protegen como una ciudad situada que, de cualquier modo, cada tanto abren sus puertas a algún visitante.

¡Qué bellas son, por Dios, las mujeres de mi generación!

Nacidas bajo la era de Acuario, con el influjo de la música de los Beatles, de Bob Dylan...
Herederas de la "revolución sexual" de la década de los 60 y de las corrientes feministas que, sin embargo, recibieron pasadas por varios filtros, ellas supieron combinar libertad con coquetería, emancipación con pasión, reindivicación con seducción.

Jamás vieron en el hombre a un enemigo a pesar de que le cantaron unas cuantas verdades, pues comprendieron que emanciparse es algo más que poner al hombre a trapear el baño o cambiar el rollo de papel higénico cuando éste, trágicamente, se acaba y decidieron pactar para vivir en pareja, esa forma de convivencia que tanto se critica pero que, con el tiempo, resulta ser la única posible, o la mejor, al menos en este mundo y en esta vida.

Son maravillosas y tienen estilo, aún cuando nos hacen sufrir cuando nos engañan o nos dejan.

Usaron faldas hindúes a los 18 años, se cubrieron con suéteres de lana y perdieron su parecido con María, la virgen, una noche loca de viernes o de sábado después de bailar.

Se vistieron de luto por la muerte de Julio Cortazar, hablaron con pasión de política y quisieron cambiar el mundo, bebieron ron cubano y aprendieron de memoria las canciones de Silvio y de Pablo.

Adoraban la libertad, algo que hoy le inculcan a sus hijos e hijas, lo que nos hace prever tiempos mejores, y sobre todo, juraron amarnos toda la vida, algo que sin duda hicieron y que hoy siguen haciendo en su hermosa y seductora madurez.

Supieron ser, a pesar de su belleza, reinas bien educadas, poco caprichosas o egoístas.

Diosas con sangre humana.

El tipo de mujer que, cuando le abren la puerta del carro para que se se suba, se inclina sobre su asiento y, a su vez, abre la de su pareja desde adentro.

La que recibe a un amigo que sufre a las cuatro de la mañana, aunque sea su ex novio, porque son maravillosas y tienen estilo, aún cuando nos hacen sufrir, cuando nos engañan o nos dejan, pues su sangre no es tan helada como para no escucharnos en esa necesaria y salvadora última noche en la que están dispuestas a servirnos el octavo whisky y a poner, por sexta vez, esa melodía de Santana.

Por eso, para los que nacimos entre las décadas de los 40, 50 y 60, el DIA DE LA MUJER es, en realidad, cada uno de los días con sus noches y sus amaneceres, que son más bellos, como dice el bolero, cuando está tú.

¡Qué bellas son, por Dios, las mujeres de mi generación!


05 marzo 2006

Las buenas intenciones. Un obstáculo al aprendizaje


Es frecuente escuchar a las personas justificando lo que hizo, en base a las buenas intenciones con que actuó. Es una explicación que parece bastar por sí sola, y no parece ameritar mayor investigación. Por supuesto la explicación se da sólo en caso de resultados insatisfactorios, en los que hay cierto bochorno por los resultados. No he visto explicando éxitos en base a buenas intenciones.

En mi experiencia como coach, no he encontrado que personas actúen con malas intenciones, por tanto el actuar desde las buenas intenciones debería ser obvio, las malas intenciones solo parecen ser obras de los otros, de los malos.

Si descartamos las malas intenciones, lo que de partida quita toxicidad a nuestras conversaciones, la justificación de nuestros actos con resultados no exitosos, queda sólo en términos que no teníamos las competencias requeridas para actuar de acuerdo a lo que la ocasión requería. Y si asumimos responsabilidad con esa explicación, surge la conversación del aprendizaje que posibilita que el error no se vuelva a cometer. Aprendemos así de nuestros fracasos.

La fotografía ilustra la idea, o dudamos de las intenciones o dudamos de las competencias de estos líderes para el logro de las metas que se proponen. La primera interpretación lleva a más guerra, la segunda nos abre esperanzas. El ser humano tiene la capacidad de aprender.

Resulta ver como esta situación la vivimos a diario en diversas situaciones, lo vemos por ejemplo en la persona que llega tarde a una reunión e indica "disculpen". Si le pedimos explicaciones dirá que fue sin intenciones, y es sincera en ello, pero no se hace cargo de la molestia que genera. Distinto sería escuchar a esa persona que diga. "Lo lamento, he aprendido de esto y no volverá a ocurrir."

Si cuidamos mirar nuestras faltas de competencia para lograr determinados resultados, en vez de analizar nuestras intenciones, damos pasos significativos a nuestro aprendizaje.

01 marzo 2006

Vacaciones, Mayas y gobernabilidad


Regreso al blog desde mis vacaciones, mi primera sorpresa es constatar que el número de lectores no diminuyó en febrero. Me alaba el ego y me compromete, gracias a todos los lectores.

El blog ya parece formar parte de mi, en las vacaciones me encontraba a menudo pensando en como compartir parte de lo que iba descubriendo de las culturas con que me encontraba.

Uno de los puntos, presente en mi proyecto de vacaciones, estaba en la cultura Maya y su misteriosa desaparición antes de la llegada de Cristóbal Colón. La hipótesis que escuché que me hizo mas sentido es de una rebelión que exterminó a la elite gobernante, una élite que tuvo un esplendoroso desarrollo tecnológico, como parece evidenciarlo su famoso calendario, y un desarrollo, que puedo llamar espiritual, leí que para ellos los huracanes eran sinónimos de renovación, un gran ejemplo de resiliencia que hoy alienta la reconstrucción de esa bella zona.

Me resulta impactante la tesis de la rebelión, la exterminación de esa elite parece haber sido total. Esto me indica un resentimiento brutal por parte del resto de los mayas que vivían fuera de las ventajas que disfrutaba ese grupo. Me lleva a la reflexión sobre las diferencias que son compatibles con la gobernabilidad, lo que no tuvo el imperio Maya: No basta un gran desarrollo, si no hay una equidad que haga posible la gobernabilidad.

Una lección importante para nuestra exitosa sociedad que aún no sabe generar una interpretación y solución global al tema de la equidad. Como cada uno de nosotros es responsable de aumentar la inequidad, y/o de aumentar el resentimiento, dos formas de disminuir la gobernabilidad.

01 febrero 2006

Estilos de liderazgo y trabajo en equipo


En el post anterior, me refería al estilo con que cada directivo se manifiesta, estilo que marca las relaciones con sus equipos y por tanto la efectividad de su trabajo y sus resultados.

Y cuando hablamos de equipos, me resulta útil recordar la distinción que nos ofrece Peter F Drucker. El distingue tres tipos de equipo, e indica que no hay uno ideal, este depende del trabajo, tarea, objetivo, o proyecto.
Para mostrar los tipos de equipos y su funcionalidad, recurre al deporte
  1. Equipo de beisbol o de estructura funcional
  2. Equipo de fútbol o estructura interactiva
  3. Equipo de dobles de tenis o de estructura sincrónica

Y para cada tipo indica los siguientes ejemplos:
  1. Línea de montaje, Operación corazón
  2. Orquesta Sinfónica-Sistema Japonés de Producción -Dpto. Urgencias Hospital
  3. Equipos de alta dirección-Fabricación flexible -Task Force nuevos productos

Como características:
  1. Actúan en el equipo, pero no juegan como equipo -Interacción escasa -Trabajo en serie -Posiciones fijas
  2. -Se trabaja como un equipo -Posiciones fijas, pero interdependientes -Trabajo en paralelo
  3. Cada individuo se dirige y se controla a si mismo -La lógica de la situación decide quien lidera -Requiere excelentes relaciones personales

Como ventajas indica:
  1. Permite la evaluación individual -Objetivos específicos -Desarrollo individual - permite “figuras”
  2. Flexibilidad –Rapidez
  3. Mucha flexibilidad -Rapidez de respuesta –Innovación –Improvisación -Creatividad

Como inconvenientes:
  1. Rigidez e inflexibilidad
  2. Requiere alta disciplina
  3. Tamaño reducido -Objetivo claro y único

Como requisitos indica
  1. Todos deben comprender orden y secuencia -requieren trabajar juntos muchas veces
  2. Planificación Objetivos -Un jefe hace los juicios de valoración, promoción, recompensa -El equipo es mas importante que la estrella -Información descentralizada en tiempo real -Jefe es un entrenador, y responsable por los resultados
  3. -Los miembros requieren mucho entrenamiento conjunto antes de trabajar como equipo -Actúa el equipo, el individuo solo aporta

El flujo de información para cada caso es
  1. Cada miembro obtiene la información en forma independiente
  2. Los miembros reciben la información del líder
  3. Los miembros se informan entre ellos

Peter Drucker indica un cuarto tipo de equipo, el equipo que trabaja para que la estrella brille, la estrella dispone de un equipo, y el objetivo del equipo es la estrella.

Recomienda tener claro que tipo de equipo necesitamos, y usar un sólo tipo de equipo por tarea. NO MEZCLARLOS, produce confusión. Indica que respetar a estrellas y solistas es fundamental

Indica:
NO SE PUEDE JUGAR AL BIESBOL, AL FUTBOL, Y AL TENIS SIMULTANEAMENTE, EN EL MISMO CAMPO Y CON LA MISMA GENTE.

Sólo a modo de especulación, mirando el actual gobierno, me parece que podemos reconocer los distintos equipos
1. Besibol o estructura funcional. El equipo de ministros
2. Fútbol o estructura interactiva Los Ministros de la Moneda
3. Dobles de Tenis o estructura sincrónica El comité político
4. No equipo: la estrella es lo que cuenta. El equipo del segundo piso

¿Cómo serán los equipos acordes con el nuevo estilo?

26 enero 2006

¿Hasta donde llegará el cambio de estilo?


Lo que mayormente cambiará es el estilo de ejercer la Presidencia. Esta es la frase que más se escucha respecto a nuestra nueva Presidente (a), y a la hora de ahondar más en cual es el cambio, las definiciones apuntan al carisma, la participación, la capacidad de escuchar, etc... Su historia en los cargos que ha ejercido y su actuación durante la campaña es lo que avala este juicio de cambio de estilo.

Y posiblemente este cambio de estilo le hizo más sentido al país, más que las diferencias en programas, donde estas diferencias tendían a ser menores.

La pregunta que me surge, es si este cambio de estilo, es propio de ella, de Michelle Bachelet, o será un cambio de estilo de Gobierno. Si es sólo cambio personal, es de temer que su efecto se desvirtúe a medida que baje el nivel jerárquico, tendiendo a subsistir un estilo que se ha querido cambiar y que está profundamente arraigado en el Sector Público.

Y para que sea un cambio más global, que realmente signifique un cambio de estilo, como entiendo ella quiere, se requiere más que la buena voluntad de la Presidenta, es cierto que el ejemplo se propaga, pero se requiere más. Los cambios de prácticas requieren dirección y fuerza. Se requiere declaraciones explícitas del estilo que desea que prevalezca, se requieren reformas institucionales que hagan un contrapeso al poder que hoy detentan en forma casi absoluta algunos Jefes de Servicio, y se requiere impulsar el uso de nuevas tecnologías que hagan mas transparente y participativa la gestión.

Una medida que he visto adoptar en algunos organismos, y que puede ser facílmente implementado sin cambios legales, es generar en cada servicio consejos consultivos. Estos pueden ser con el personal directivo de los servicios, para asesorar al Jefe de Servicio, y con la capacidad de autoconvocarse para dar sus recomendaciones. Esto quitaría mucho del miedo con que algunas jefaturas imponen su estilo.

Los estilos reflejan la forma como queremos relacionarnos, es una forma de vivir. Pasar de estilos autoritarios a estilos más participativos es parte de lo que muchos ambicionamos