01 septiembre 2005

El costo de ser jefe sin ejercer liderazgo. Lecciones de las Malvinas


El programa de TV “Informe especial” del 31 de agosto, fue un reportaje a la guerra de las Malvinas y el confuso rol de Chile en esa contienda.

Mas allá de los absurdos que toda guerra es, y de los absurdos que en ella se cometen, el reportaje me llamó a la reflexión sobre el tema del liderazgo. El reportaje indicaba que al rendirse los militares argentinos, los oficiales pidieron mantener sus pistolas por temor a las represalias de sus propios soldados.

Una buena pregunta para todos aquellos que ejercemos, o hemos ejercido roles de jefaturas, es si el liderazgo que hemos construido nos permitiría estar en paz con nuestros seguidores en caso de una derrota.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pienso que el ambito militar salvo casos excepcionales el fenomeno del liderazgo no existe. Hay muchas formas de abordalo a traves del ejercicio del poder y de la obedencia(Max Weber) o traves de crear espacios conversacionales donde cada uno de lo mejor de si. Si observamos la sociedad Argentina al igual que muchas sociedades latinas nuestro gran dificultad es que deseamos ser lideres sin entender que el liderazgo es aquel que promueve el maximo potencial de la otra persona dando este sus mejor esfuerzo de manera responsable y comprometida.Me pregunto ¿que paso realmente entre los militares argentinos para llegar donde llegaron? ¿Que tiene que ver la cultura de una sociedad en el fenomeno del liderazgo?. Es interesante ver que ante cualquier dificultad siempre estamos esperando alguien mesianico que nos las resuelva. ¿Que es eso liderazgo o irresponsabilidad de una comunidad?. En el Blog del Dr. Flores señala el tema del genoma tan similar al del chimpace. En que se diferencia los procesos de liderazgo del ser humano de del chimpace, del de los militares o de los politicos. Las investigaciones y reflexiones del Prof. Humberto Maturana explican a mi entender que no hay diferencias. En ciertas situaciones creamos alianzas y coaliciones con el proposito de acabar el otro(Eso es lo que hacen los chipances cuando quieren obtener algo en su comunidad). Lo militares entienden bien de eso por que son entrenados para acabar el otro.Lo que tenemso que preguntarnos cualquier humano que desee transitar cualquier camino, e¿s si esta dispuesto a asumir las consecuencias de sus actos?. ¿Estaban los lideres militares Argentinos a asumir responsablemente las consecuencias de sus actos? Deseamos realmente asumir las responsabilidades de ser ciudadanos de manera respetuosa. ¿Cual es el deseo que opera de manera natural en cualquier ser humano? ¿en que tipo de liderazgo queremos participar?.
Siempre somos juzgados por lo que dejamos de hacer, por ese potencial que tenemos y no desarrollamos. Lo que nos limita es pensar que hay una sola forma de hacer las cosas, el mismo Prof. Maturana nos señala que cuando se impone una forma de hacer las cosas eso es Tirania. ¿SE PUEDE HABLAR DE LIDERAZGO DONDE IMPERA UNA FORMA DE VER LAS COSAS?Organizacionalmente esto lo llama Argyris rutinas defensivas. Un Jefe decide que hay que exportar los productos de la empresa a otros pais(Colombia)el experto de recursos humanos le señala que con la gente que se selecciono la empresa no puede empezar. El Jefe le dice ese proyecto va porquetengo el compromiso para tal fecha. Responde el experto, si ese proyecto comienza con esa gente en el mediano y largo Plazo vamos a quebrar. La empresa quebro. ¿Quienes creen ustedes que sigue en la empresa? ¿El Jefe? ¿O el experto de recursos humanos?. Se les parece en algo a lo que plantea Raul sobre los militares Argentinos. ¿Era un fracaso nada más de los militares que estaban en las Malvinas? o de toda la elite militar sin excepciones

Raúl Herrera L. dijo...

Creo que el liderazgo real al que te refieres se puede dar en cualquier contexto, y cuando no lo hay se refleja en estas situaciones extremas.

Personalmente creo que los militares, los buenos, son efectivos creando liderazgos que comprometen a su gente. Por ejemplo cuando Prat salta al abordaje varios lo siguen.

Creo que todo lo que ocurrió en las Malvinas y en Argentina en ese tiempo nos muestra que no había un liderazgo que generara compromiso

Anónimo dijo...

LOs militares no son ni buenos ni malos solo hacen su tarea y algunos estan dispuesto a asumir las consecuencias.

Anónimo dijo...

Oh! Sin duda que asi como hay futbolistas, doctores, sacerdotes, etc buenos y malos tambien hay militares buenos y malos como en todo orden de cosas. Los que asumen las consecuencias de sus actos, sean militares o filatelistas se acercan al valor moral que llamamos "ser consecuente". Aquellos, militares o no, que deshonran su mision social sin duda que son "malos". Un militar que tortura a su pueblo es un caso asi.

Ernesto Tironi dijo...

Muy valiosa tu reflexión final, Raúl, sobre si cuando resultamos derrotados en alguna aventura en que hemos liderado a otros deberemos conservar una pistola para defendernos de ellos. Es una buena consideración a hacer mientras estamos en la lucha. Si pensamos que la necesitaríamos, entonces hay algo que corregir.