14 septiembre 2005

El error en la gestión. Confundiendo la herramienta con el objetivo



David Norton nos dice “muchas empresas pierden grandes oportunidades” y no podría estar mas de acuerdo con él. En el artículo Norton creador junto a Kaplan del Balance Scorecard, defiende el uso de esta herramienta, dando como ejemplos los millones que han ganado empresas como Mobil Oil y Chrysler gracias a su uso.

En el mismo artículo Norton explora los errores de las empresas en sus estrategias, e indica que tiene que ver con el liderazgo, lideres que creen que tener una estrategia es lo mismo que ser estratega, líderes que no comunican, lideres que sólo están orientado a los resultados de corto plazo

No es trivial pasar de recomendar una herramienta, a identificar que la insuficiencia en el caso de fallas, está en el Ser, el tipo de Ser que es la persona, o las personas que dirigen la organización.

Esta confusión es sin duda la equivocación mas frecuente que es posible encontrar hoy en las organizaciones, donde las jefaturas buscan y compran la herramienta mágica que les resolverá sus dificultades de gestión, sin mirar la necesidad de revisar y transformar el Ser que hace la gestión.

Los consultores tendemos a tener una gran responsabilidad cuando identificamos insuficiencias y recomendamos herramientas sin mirar el todo, sin mirar la organización como un sistema viviente que requiere aprender.

No quiero que se entienda que estoy en contra del Balance, o de las normas ISO u otros de los múltiples instrumentos de gestión que hoy tenemos, sólo advierto que me ha tocado ver en varias organizaciones que terminamos trabajando para cumplir con el instrumento, y no usando el instrumento para agregar valor a la organización. Lo mismo que cuando confundimos los indicadores con el objetivo, o terminamos esclavizados y odiando el celular que hemos decidido usar.

Me llega un mail de mi yerno con un planteamiento similar respecto a los Focus Group como instrumento de marketing, concluyendo que el problema no está en las flechas, sino de los indios que no saben usarlas.

5 comentarios:

Gabriel dijo...

Me parece que entramos en una zona de cegueras pues vemos la organización como procesos y practicamente todo el software por ejemplo apunta a optimizar o transformar procesos.
Ver a una organización como un ser y ver como cambia al ser el balance scorecard es otro cuento.
Lo mismo con los Blogs; no ver la transformación del ser que puede llegar a significar el Blog es no entender para donde va esta cosa que lleva una tecnología que llamamos blogs y nos quedamos en la cosa y no en su impacto en nuestra cultura y mas bien en nuestro ser.
Un café de corazón es infinitamente mas rico que cualquier .. post. Pero puede ser el blog el que desencadena la conversación posterior.

Christian Nicolai dijo...

Estimado Raúl:
No puedo estar más de acuerdo con evitar la confusión de terminar trabajando para la herramienta. Este no es sólo un problema de los consultores, que tienen sin duda responsabilidad, sino también de los proveedores de herramientas (software), pero principalmente de los directivos que no son capaces de definir ni visiones, misiones, objetivos estratégicos, ni menos una mirada desde la perspectiva de procesos, que en definitiva permita determinar la verdadera cadena de valor, los clientes, sus expectativas y por lo tanto las metas a medir. Todo lo demás es posterior.

Finalmente muchas veces terminamos como el cuento, viejo ya, de aquel sastre que para que su traje se viese bien termina con el cliente caminando como si sufriera cojera, tuviera joroba y parálisis de un brazo. El comentario público terminó siendo: que hermoso el traje, pero que deforme el señor que lo lleva.

Un Saludo,

Christian Nicolai

Pablo Reyes A. dijo...

Estimado Raúl,
gracias por tu mirada.
comparto plenamente en que en muchas ocasiones los artefactos no dejan ver al artista, o lo hacen perderse en ese espacio del hacer en pos del artefacto.

La conexión que sentimos, la profunda conexión con el otro, agradece todas aquellas herramientas que ayudan a seguir un camino, pero no pierden de vista el camino mirando la herramienta.

Te agregué a mi blog, te invito a visitar el mío.

Un abrazo.. Pablo Reyes
http://pabloreyes.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Coincido con su yerno en lo que a indios se refiere.
Considero algo en exceso académico su blog, pero eso es lo bello de estos espacios, como cohabita la diversidad como bailando un vals en una noche de bodas sin casarse con nadie...notable
Lo felicito por su expertisse con el blog, a pesar de sus años, mi madre con suerte sabe abrir y escribir correos, y eso que es letradita, tampoco le pido más, o sea, que la viejita se me desnude en un espacio como este, sería pedirle demasiado, frente a todo esto Tunick solo fotografía lo evidente y los blogs sacan fotos de lo esencial dirìa el principito

Miguelángel dijo...

Raúl :

Estoy en total acuerdo con el enfoque que le das a este tema, casi como extractado de 'Poor Richard', puede usarse la máxima : 'Un stradivarius no hace un violinista'.