07 abril 2005

Los ranking, Uso de la transparencia

Una de las dificultades que se encuentran en casi todas las organizaciones es ejercer el reconocimiento por el trabajo bien hecho y la critica a aquel cuyo trabajo no es satisfactorio.

Nuestra dificultad para hacer ambas cosas, dificultad cultural, no motiva y no permite apoyar a la otra persona en áreas en que puede desarrollarse. Jugamos a ser "buenitos" no diciendo las cosas, lo que no permite ejercer la verdadera compasión que ayuda al crecimiento del otro.

Una forma que he visto que funciona, es establecer ranking de cargos y hacerlos públicos, esto es un ejemplo real de transparencia y es algo que ayuda a superarnos, nuestra identidad está a prueba. Hoy en día es frecuente que los rankings se usan en todo tipo de aspectos, vemos múltiples aspectos en que como país se nos compara con otros, hacemos ranking de empresas por cuota de mercado, utilidades, etc, de colegios a través de la prueba Simce, etc...

Creo que profundizar el uso de los ranking, es un elemento de gestión que profundiza la transparencia, genera meritocracia, estimula a los mejores y estimula a los mas debiles. Las organizaciones pueden generar programas especiales destinados a apoyar a estos últimos, siempre que estos se comprometan con su propio desarrollo.

¿ya identificó que rankings puede hacer y publicar de su personal, proveedores, y por que no ¿de los jefes?

2 comentarios:

Alberto Etchegaray dijo...

Parece interesante la experiencia de incentivar la generación de rankings al interior de las organizaciones. Se promueve así el reconocimineto a quienes realizan bien su trabajo.

Sin embargo Raúl sería muy útil que pudieras mencionar que parámetros utilizar para confeccionar los rankings.

Raúl Herrera L. dijo...

No tiene una respuesta simple, el ranking es aquel que genere menos enemigos internos y fundamentalmente que esté alineado con los objetivos organizacionales. Lo primero es generar acuerdo de tener un ranking, despues, es posible hacer un levantamiento en un taller representativo y partir con una primera versión, posteriormente esa versión se rediseña en base a la experencia lograda. Como diría Machado, se hace camino al andar, lo importante es partir, en el camino arreglamos la carga