21 julio 2005

La esclavitud de la tecnología. El olvido de una decisión

Es frecuente escuchar que somos esclavos de la tecnología, hoy lo vemos con frecuencia con respecto a los celulares, son muchos los que denostan de ellos, y al mismo tiempo no pueden apagarlos.

Es interesante ver que esta interpretación no ve la tecnología como una herramienta a nuestra disposición, sino que termina por constituirnos, ésta pasa a formar parte de nuestro ser, y eso en muchas ocasiones es efectivamente así.

Lo que parece quedar sumergido, es que cada vez que adoptamos una tecnología, es una decisión que tomamos respecto a objetivos a lograr, del mundo en que queremos vivir, en el caso de los celulares, refleja un opción de estar disponible, en contacto, mas allá de lo tradicional. Esta que era nuestra opción termina por olvidarse y nos sometemos al celular, pasa de ser una herramienta a nosotros ser una herramienta del celular.

Y así el celular refleja nuestra forma de ser, lo que aparece en nuestras prácticas es lo que priviligiamos, estar en contacto con todos, no perderse de una, gente que en reuniones contesta celulares incluso sin mirar quién llama,etc. Lo que parece que no nos percatamos es que cuando contestamos el celular, indirectamente le estamos diciendo a la persona con quién estamos, que a esa llamada le damos prioridad. El simple uso del buzón de voz evitaría esa situación.

Comentarios similares de este holismo, nuestro ser que aparece en cada tecnología que usamos, podemos verlo en el uso del correo electrónico. Personalmente he podido observar que me cuesta cerrar la conversación, y contesto en ocasiones que ya no es necesario, y también he encontrado que personas que me lo agradecen, también he podido observar que me agradan las personas que al menos acusan recibo de los mail que envio.

Poder mirar nuestras prácticas con la tecnología nos muestra el ser que somos, hacerlo conciente e incorporarlo a nuestras prácticas nos ayuda a llevar al ser que queremos ser y en que mundo optamos por vivir

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Raúl
Me parece una importante observación
Patricia

josefina lira dijo...

Hola Raúl;

Lo que escribistes me hace sentir y reflexionar que la deshumanización no es causa entonces del avance de las nuevas tecnologías y que, lo que nos sucede, es que renunciamos a crearnos a nosotros mismos.

Me pareció genial cuando me hicistes decubrir que en las pantallas de los celulares podía escribirse algo así como una idea fuerza y entonces coloqué "puedo" y ahora me acompaña "desde mi centro"