21 noviembre 2005

Peter Drucker. Un observador agradecido a la vida


Son diversos los homenajes que se le han hecho a este pensador que, como lo destaca el artículo de The Economist que reproduce El Mercurio, se caracterizó por no ser un académico y desconfiar de ellos. Algo que parece ser una constante en el campo de la gestión donde los grandes aportes han venido mas de las empresas y consultores que de la academia

Uno de los libros que más me impactó de este gran maestro es su autobiografía "Mi vida y mi tiempo". Ahí nos muestra su faceta mas humana, la Viena en la cual nació, sus estudios de teología de los cuales ironiza, su descubrimiento como observador del mundo a los 19 años, la influencia de su abuela, de Freud, pasando por análisis de personajes como Kissenger Sloan, entre otros.

Un observador agradecido de la vida

3 comentarios:

Pola dijo...

Hola. Empece a leer su blog.
Besitos
Pola

Gabriel dijo...

Gracias Raúl y en especial por el link al artículo de El Mercurio.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Buen blog,espero visitarlo