30 noviembre 2005

El equilibrio de las características masculinas y femeninas en el liderazgo


Las empresas necesitan un liderazgo equilibrado entre las características masculinas y femeninas, así lo indica Ana María Diniz en la entrevista a la revisa YA de El Mercurio

Esta entrevista complementa el post Malgastando el dinero invertido en tecnología, basado también en una entrevista a Ana María.

Ana María, con su experiencia de empresaria, líder de un proceso de transformación cultural en la empresa de su familia, y consultora, destaca como características masculinas, la objetividad y agresividad y como características femeninas la de reconocer las emociones, se ser empática con los otros y considerar a las personas; y a su juicio estas características deben estar perfectamente equilibradas en un equipo de trabajo.

Recomienda un 50% de hombres y 50% de mujeres, en lo que me parece que apunta mas a un equilibrio mecánico que a un equilibrio de características, las características las entiendo como expresiones culturales que pueden aprenderse

Otros aspectos que destaca Ana María es su recomendación que "las mujeres no deben buscar ser perfectas", lo que me parece extensivo también a los hombres, indica identificar lo que les gusta hacer, que les de placer, y llevarlo adelante con coraje, evitando el proyecto ideal que no empieza nunca.

En la entrevista se nota que no tiene temor en reconocer sus fracasos, en este caso de matrimonio, destaca los dos ocasiones que ha decidido hacer un alto en su vida y nos muestra su equilibrio de vida en diversos dominios, profesional, familiar, corporal a través del deporte y yoga, y espiritual a través de una terapia jungiana.

Indica que su sueño, en el que está trabajando, es desarrollar un proyecto nacional para el desarrollo de adolescentes en meta competencias, saber comunicarse, tomar compromisos, conocer sus propios valores, y estar alineado con sus propios objetivos desde pequeños. ¿Qué equivalente estamos haciendo en Chile?

Sin duda que podemos aprender mucho del equilibrio de liderazgo femenino y masculino que propone Ana María Diniz.

1 comentario:

Pola dijo...

Debemos aprender que los hombres y las mujeres no somos iguales, que cada uno tiene sus fortalezas. Con esto dejamos de discutir por la "igualdad" y podemos hablar de complementarnos y equilibrarnos.