13 noviembre 2005

Orientación a procesos o a resultados, Lecciones de la Madre Teresa


A mi sólo me importa la última línea, esta frase es frecuente escucharla de accionistas, o altos ejecutivos en reuniones de empresa. Esta frase no deja de sorprenderme, la escucho como si acusase a los otros que a ellos no les importan los resultados. Y creo que a todo ejecutivo le importan los resultados.

Me surge también la pregunta que se hacen los ejecutivos al escuchar esto, un mensaje que no les importa lo que hagan siempre que se obtengan resultados, y no creo que sea esa la intencionalidad al decirlo, los ejemplos de Enron y otros, nos han enseñado el daño de los resultados a cualquier costo.

Pareciera así que lo que prevalece es una conversación de desconfianzas que no se pone sobre la mesa, la capacidad de generar resultados y el miedo a no ser exitoso. Sostengo que esta desconfianza tiene costos para la empresa y que normalmente no se perciben como tal, especialmente en la capacidad de innovar que determina la sobrevivencia de la empresa. No ocurre innovación desde el temor.

Desde el temor, las personas viven para complacer y no toman riesgos. Poniendo el foco en los resultados, perdemos de vista los procesos que los generan.

En los últimos años he estado poniendo énfasis en los procesos relacionales, indicando la necesidad de soltar los resultados y conectarse con los procesos y nuestros valores.

En el libro "Coaching, el arte de soplar las brasas", de Leonardo Wolk, encuentro una bella cita de la Madre Teresa de Calcuta que expresa en forma maravillosa este enfoque.

  • Si eres amable, las personas pueden acusarte de egoísta e interesado... Aún así, sé gentil
  • Si eres un vencedor, tendrás algunos falsos amigos y algunos enemigos verdaderos... Aún así, vence.
  • Si eres honesto y franco, las personas pueden engañarte... Aún así, sé honesto y franco
  • Lo que tardaste años para construir, alguien puede destruirlo de una hora para otra... Aún así, construye
  • Si tienes paz y eres feliz, las personas pueden sentir envidia.... Aún así, sé feliz
  • El bien que hagas hoy, puede ser olvidado mañana... Aún así, haz el bien
  • Da al mundo lo mejor de ti, aunque eso puede nunca ser suficiente... Aún así, da lo mejor de ti mismo
  • Y recuerda que, al fin de cuentas... Es entre Tú y DIOS, Nunca fue entre Tú y ellos
Una invitación a la convicción que procesos de excelencia, generan resultados excelentes.

3 comentarios:

Juan José Soto dijo...

Estimado Raùl:

Que gusto leer su artículo basado en las frases de Madre teresa. Para presentarme le cuento que mi nombre es Juan José, el tipo que explotó a Pipe el año pasado con la campaña para la FEUC ;), pero donde conoci a dos grandes personas, Pipe y Camilo.

Le cuento que el 17 de Diciembre a las 19:00 lanzo en el aula magna del centro de extensión de la Católica un libro sobre la obra de Madre Teresa, con fotos y testimonios de voluntarios que trabajaron allá, con prólogo de Juan Enrique Coeymans. Ya le haré llegar una nueva invitación y ojalá pueda asistir, por mientras eguiré visitando su blog como de costumbre. Un gusto!

Juan José Soto

Iris dijo...

Raúl: Hermoso el sentido del post, sin embargo la última cita me deja inquieta, ... siento que al fin de cuentas, SI es entre ellos y yo.

Si sólo es entre Dios y yo, ¿no estaría movida por el egoísmo?

Saludos,

Raúl Herrera L. dijo...

Gracias Iris.

Si el dialogo es entre Dios y yo, efectivamente corro el riesgo de elegir el Dios que conviene a mi egoismo, ahora si lo hago con autenticidad, escuchando a mi ser profundo, otra forma de conectarse con Dios, ese riesgo lo veo menor.

Saludos