12 julio 2005

Ejemplos que reconfortan.

Uno de mis objetivos en este blog es mantener una mirada positiva del mundo organizacional, destacando aquellos aspectos que me inspiran, y que estimo pueden inspirar a otros.

Hoy me tocó la oportunidad de resaltar uno de estos ejemplos positivos, fuí invitado a una ceremonia donde ChileCalidad agradece a su red de colaboradores, examinadores y/o docentes, que han contribuido a hacer posible el Premio Nacional a la Calidad durante el 2004. No es un agradecimiento trivial, un grupo de cerca de 100 profesionales que aceptan trabajar gratis, o por muy poco, para difundir los principios de la gestión de excelencia y llevarlas a distintas organizaciones del mundo público y privado. Un grupo de profesionales que acepta ser capacitado todo los años y que dedica valiosos días al proceso.

Y este año hicieron una innovación, además de premiar al mejor examinador y mejor docente de sus programas, nos entregaron nuestra evaluación por nuestro comportamiento en esas categorías, indicando aspectos a mejorar. Puedo imaginar la incredulidad de muchos, ¡trabajan gratis, tienen que volver a capacitarse todos los años y además tienen que aguantar que los evalúan mostrando sus áreas a mejorar. ! .

Creo que es un buen ejemplo de profesionalismo de parte de ChileCalidad y una muestra de un grupo de profesionales comprometidos con su excelencia, donde la crítica se ve como una oportunidad de mejorar. Un orgullo de pertenecer a este equipo.

3 comentarios:

Patricia Ramírez dijo...

Que mejor manera de seguir aprendiendo que la crítica, tanto externa como también la autocrítica. Sin ésta, vemos el comportamiento ciego de muchas personas que siempre tienen la razón y nunca se equivocan.
Para lograr tranquilidad en la vida a mi parecer es, a través, del balance, si te criticas mucho y por todo, lo más probable es que termines con gastritis. Si no te criticas tiendes a ser de las personas con las cuales no se puede discutir de nada.

Alberto guajardo dijo...

Soy testigo.

Estimado Raúl tienes mucha razón en este articulo, ya que como examinador la ceremonia de anoche fue gratificante, especialmente encontrarse con colegas talentosos y de buena voluntad, que pueden aportar mucho al país, y es importante utilizar estos talentos en la diferentes problemáticas del pais.
Tal como han sido nuestros aportes al sector salud, educacional y sector público.

Por un país más competitivo y solidario.

http://aguajardo.blogspot.com

Anónimo dijo...

Gracias Raúl
Omites en tu crónica que fuiste destacado en esta ocasión por ser el mejor profesor de los cursos que se dictaron para el programa de salud, y recuerdo la maravilla que fue el curso de relatoría que nos diste